El gobierno chino alivió el confinamiento de Shanghai

El gobierno municipal de Shanghai permitió que algunos residentes de la ciudad china de 25 millones de habitantes salgan de sus casas desde este martes, en un alivio del draconiano confinamiento que lleva dos semanas y que causó un fuerte descontento en la urbe y un roce diplomático con Estados Unidos.

Unos 6,6 millones de personas tienen permiso para salir de sus hogares, pero algunos de ellos tienen que quedarse dentro de su barrio, informó el portal de noticias chino The Paper, que citó a autoridades de Shanghai.

El cierre abrupto de todos los comercios y el confinamiento obligatorio provocó airadas quejas de residentes por la falta de acceso a alimentos y medicamentos. Los positivos en coronavirus tienen que aislarse en enormes complejos criticados por abarrotados e insalubres.

Estados Unidos, en tanto, anunció este martes que todo el personal no esencial será evacuado de su consulado de Shanghai por las duras restricciones, y la Cancillería china defendió su manejo del rebrote, el mayor pico de casos que enfrenta China, país cuna de la pandemia.

El confinamiento de Shanghai comenzó el 28 de marzo y debía durar hasta el 5 de abril, pero la semana pasada fue prolongado por tiempo indetermindo en medio de cifras diarias récord de contagios en China, la mayoría de ellos correspondientes a la ciudad oriental, la más grande y la capital económica del país.

El número de casos diarios de China es chico comparado con otros países, pero la dictadura de Xi Jinping aplica una política de tolerancia cero que consiste en cerrar ciudades enteras y aislar a cada infectado, y ha destituido a autoridades locales por no haber actuado de manera suficientemente agresiva.

La Comisión Nacional de Salud de China reportó 24.659 casos en las últimas 24 horas, de los cuales Shanghai aportó 23.346, informó la agencia de noticias Xinhua. La enorme mayoría de los casos son asintomáticos, y corresponden a la variante Ómicron, mucho menos letal que las predecesoras. Shanghai ha informado más de 200.000 casos pero ninguna muerte en el actual brote.

El gobierno municipal de Shanghai anunció que residentes de zonas que no han tenido casos al menos en las últimas dos semanas podían abandonar sus casas desde este martes, informó The Paper.

El portal, que citó a funcionarios de la ciudad, dijo que esas personas podrán ir a cualquier parte de la ciudad que tampoco haya tenido ningún caso de coronavirus en el mismo lapso de tiempo, aunque tienen la recomendación de permanecer en sus casas siempre que sea posible.

Unos 4,8 millones de personas viven en esas «zonas de prevención», según el medio online.

Otros 1,8 millones de personas de «zonas de control» que no han tenido casos en la última semana también pueden salir de sus casas pero tiene que quedarse dentro de su barrio.

Otros 15 millones de personas que viven en «zonas de cuarentena» que han tenido infecciones en la última semana tiene que seguir confinadas en sus casas. El diario no aclaró la situación de los 3,4 millones de residentes restantes.

Autoridades distribuyeron alimentos durante algunos días en algunas casas de Shanghai al menos dos veces por semana, pero muchos se han quejado en las redes de no haber recibido nada.

Un video subido a Internet este fin de semana mostró a personas que irrumpían en un supermercado y se llevaban comida. El video tenía subtítulos que decían que el hecho ocurrió el sábado pasado en Shanghai, en el barrio de Songjiang.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s